Mentiras Arriesgadas y Centauros

By Pablo Balancini posted 04-19-2022 17:30

  

Please enjoy this blog post from co-authors Pablo Balancini, CEO & Founder, LegalHub, Damian Giacone, CTO, LegalHub and Jose Vega Sainz, COO & LegalOps, LegalHub.

Le diremos al mundo entero, que hablamos la verdad. Ninguna fuerza puede detenernos ahora, somos geniales, somos rudos, bla, bla, bla”. La frase, si bien es tomada de la película Mentiras Arriesgadas, puede perfectamente ser aplicada al estado actual del Derecho en relación con los datos y la toma de decisiones.

El mundo legal es -históricamente- una industria conservadora. La prestación de servicios jurídicos tradicionales está fundada en una práctica que exalta el conocimiento propietario e instala a los abogados como únicos prestatarios de este servicio. El foco concreto del sistema es la práctica experta y la mayor parte de las veces, las decisiones son tomadas en base a la experiencia de abogados expertos en la materia, con varios años de experiencia en el asunto jurídico del que se trate.

Usualmente, el sector legal se utiliza como ejemplo de una industria del conocimiento en donde el valor se produce principalmente por el aporte del saber a partir de los profesionales de derecho. En este contexto, la tecnología digital conlleva una transformación de los procesos de trabajo, que obliga a repensar los servicios ofrecidos y la toma de decisiones.

Está claro que hemos pasado el momento en que las empresas deberían cuestionarse si los datos son importantes o no. La verdadera pregunta es, ¿pueden...permitirse no hacerlo?”, dice Bernard Marr, autor de varios títulos dedicados a explorar la temática de las nuevas tecnologías y sus aplicaciones en la industria. Para Marr, “todas las empresas son empresas de tecnología”, refiriéndose a la relevancia de los datos en el negocio de prestación de servicios. Esta afirmación -que retumbó en los oídos de múltiples negocios que comenzaron a reinventarse- no tuvo correlato en el mundo legal (o al menos no lo tuvo hasta hace muy poco).

La dificultad viene dada, en nuestra opinión, por dos factores disímiles. El primero de ellos es de índole más subjetiva, y está conformado por lo que mencionamos anteriormente: los profesionales del derecho, debido a su formación (tanto académica como profesional), pueden ser reacios al uso de la tecnología. Este factor se ve acentuado cuando -justamente- su valor propietario (el conocimiento) se ve en jaque por el uso de los datos como materia prima para el procesos de toma de decisiones, o para intentar validar una opinión.

El segundo factor es más técnico. Si bien el sector legal genera una gran cantidad de datos, los mismos normalmente son de carácter no estructurado; se encuentran incorporados en documentos tales como sentencias, demandas, y otros corpus jurídicos no estandarizados y de difícil interpretación. En consecuencia, se deben utilizar técnicas avanzadas que permitan transformar los datos no estructurados, en datos estructurados.

En relación con esta última problemática, desde Legal Hub con las tecnologías adecuadas, un equipo multidisciplinario y un enfoque creativo, logramos leer documentos legales como sentencias y demandas (entre otros) para extraer los datos que resultan de interés en cada caso y estructurarlos en una base de datos. Para ello utilizamos diversas técnicas de NLP (procesamiento del lenguaje natural, una subrama de la inteligencia artificial). Cuando logramos obtener datos, aplicamos una serie de procesos de normalización y enriquecimiento de los mismos, para permitir que nuestros algoritmos obtengan información de valor a partir de ellos.

Una vez que logramos pasar de datos no estructurados a datos estructurados, disponibilizamos indicadores de negocio a través de diversos tableros dinámicos y grafos para identificar relaciones entre diferentes entidades, o bien el usuario puede simplemente realizar una búsqueda por palabra clave a través de nuestro full-text-engine (buscador a texto completo), para realizar un proceso de knowledge-discovery (descubrimiento de la información).

En base a todo lo anterior, Legal Hub ha generado una plataforma donde se combinan grafos con modelos de visualización de sentencias y otros documentos legales en una modalidad inédita para la industria, permitiendo lograr conclusiones sobre la información jurídica difíciles de lograr sin contar con una adecuada visualización. Es por ello que en Legal Hub nos preocupamos por tener una plataforma con una interfaz limpia y atractiva, con gráficos y tablas claras. La experiencia de usuario fue determinante para el diseño de nuestra herramienta y estuvo pensada para usuarios sin experiencia en análisis datos o visualización de datos en gráficos.



La presentación clara de la información y la  granularidad de los datos debe estar en el corazón de la analítica legal. Por ello diseñamos nuestra plataforma teniendo en cuenta que nuestro usuario tipo no se encuentra acostumbrado a trabajar  y leer cuadros con números, tablas y estadísticas.

Con estas herramientas en mano el profesional del derecho debe ser capaz de acceder a los datos de forma sencilla e intuitiva. Debe poder descubrir insights valiosos respecto de los datos con los que se encuentra trabajando, y entender que ello no va en desmedro de su intuición profesional, sino que más bien son herramientas potentes que le pueden asistir para confirmar aquello que le dicta la experiencia, o bien tener la agudez suficiente para interpretar los datos y poder jugar las cartas a su favor, en caso que los datos no se encuentren en línea con lo que pensaba, mejorando así sus procesos de decisión.

La mejor analogía para esto, en nuestra opinión, se dió en el mundo del ajedrez. El ajedrez libre es una forma de juego desarrollada por Kasparov, donde los jugadores pueden competir solos, con sus ordenadores, o asistidos por ellos. Al realizarse un torneo, quienes ganaron no fueron los grandes ajedrecistas jugando solos, ni los ordenadores por sí mismos. Simplemente, ganaron quienes tomaron las mejores decisiones, asistidos por ordenadores. A partir de allí se llamó a estos casos centauros, porque eran mitad humanos y mitad máquinas. “La conclusión que se extrae es que aquellos sin los mejores conocimientos pero con ordenadores decentes y un buen proceso de toma de decisiones son mejores que quienes son brillantes y tienen computadoras excelentes pero son incapaces de decidir correctamente. Hay que comprender que el mundo está repleto de estos nuevos centauros. Poco importa si son banqueros, abogados o doctores.




#GlobalPerspective
#CorporateLegalOperations
#Firm
#ProfessionalDevelopment
1 comment
11 views

Permalink

Comments

04-19-2022 17:37

Here is the English version:

True Lies and Centaurs